Dale otra dimensión a tu ecommerce con fotografías 360º

La popularidad del comercio electrónico continúa aumentando, pero en comparación con las tiendas físicas, las tiendas en línea aún tienen ciertas desventajas porque el texto y las imágenes estáticas son una forma limitada de comprender la verdadera cara del producto.

La fotografía de producto 360º es una forma de solucionar este obstáculo y aumentar las ventas del comercio electrónico. ¿Aún no lo usas en tu tienda? Bueno, ¡no te pierdas este artículo!

Vector de Tecnología creado por freepik – www.freepik.es

¿Qué es la fotografía 360º?

La fotografía de producto 360º es una tecnología que nos permite exhibir productos de comercio electrónico desde todos los ángulos.

Cada imagen de 360º se compone de al menos 36 fotos de productos diferentes (una por cada 10 grados), que luego se combinan mediante un software especial. El resultado es una imagen interactiva en la que el usuario puede girar el producto a la posición deseada y hacer zoom para ver información más detallada.

En la fotografía de producto 360º, también podemos incluir una serie de destacados o “hot spots”, por ejemplo, una descripción de las características que queremos destacar, algunas imágenes detalladas o incluso un botón de compra.

La fotografía de 360º se puede utilizar para reemplazar o complementar las fotos estáticas de productos en el comercio electrónico y brindarnos una comprensión más realista de cómo se sienten los productos en la vida real.

Beneficios:

Diferenciación

 Dada la creciente popularidad del comercio electrónico, la competencia en el mercado en línea puede ser feroz. Sin embargo, todavía son muchas las marcas que no se atreven a lanzar sus productos con fotos panorámicas de 360 ​​grados, por lo que ser la primera marca puede ayudarnos a destacar y atraer la atención de potenciales clientes.

Menor barrera de devolución

 Como ya hemos visto, la fotografía de producto en 360º aporta más información que las imágenes estáticas. Al poder ver el producto desde todos los ángulos, los clientes pueden comprender más claramente si están buscando lo que quieren. Por tanto, reduciremos la posibilidad de que no coincida con sus expectativas cuando lo reciba.

Mayor interacción 

De acuerdo con sus propias características, las fotos de producto en 360º animarán a los usuarios a detenerse a probarlas y girarlas en diferentes direcciones para comprender mejor la verdadera apariencia del producto.

El aumento en el tiempo de interacción hace que los usuarios se sientan mejor con el producto y, por lo tanto, es más probable que los anime a comprar. Según un estudio del Máster de Neuromarketing Aplicado de la Universidad de Granada, el 80% de los usuarios cree que las fotos en 360 grados pueden aportar más información sobre el producto.

Mayor conocimiento del producto

Una mejor comprensión de cómo se siente el producto aumenta la confianza del cliente en su compra. Al presentarnos desde todos los ángulos posibles, sentimos que no tenemos nada que ocultar y que el producto cumplirá mejor con las expectativas del usuario. Y esta confianza puede ser la principal fuerza impulsora para los clientes del comercio electrónico.

Deja un comentario

*Please complete all fields correctly